Bótox – Toxina botulínica tipo A

Qué consigues con el tratamiento de Bótox

En la actualidad, dos son los usos principales del botox en medicina estética.

Uno de ellos va encaminado a eliminar las arrugas de expresión faciales mientras que el otro uso tiene como meta la disminución de la sudoración en las zonas corporales en las que esta es anormalmente excesiva, o hiperhidrosis.

¿Qué es la toxina botulínica?
La toxina botulínica es un fármaco compuesto por una neurotoxina que se inyecta en determinados músculos para evitar que se contraigan.
De esta manera, el músculo se relaja y deja de formar arrugas hasta dejarlas apenas perceptibles.

Botox toxina botulinica en San sebastián de los reyes

¿Se puede utilizar para todas las arrugas faciales?

Aunque se pueden tratar todas las regiones faciales, lo habitual es tratar las regiones frontal y periorbitarias.

En estas regiones es completamente seguro su uso, pues es casi inexistente la aparición de asimetrías por el efecto del tratamiento, y en el caso de que apareciesen sería muy sencilla su corrección. Aun así, en determinados casos se puede realizar el tratamiento en casi cualquier región facial.

Además, un tratamiento con bótox correctamente realizado, no tiene por qué dejar el rostro inexpresivo. Siempre buscamos el equilibrio adecuado entre el mantenimiento de la expresión facial y el efecto deseado.

La acción de la toxina solo tiene efecto sobre las que se encuentran en el tercio superior del rostro y que se conocen como arrugas dinámicas porque son las que se forman al realizar gestos con los músculos faciales, por ejemplo, al sonreír. Nos referimos a las siguientes:

Las «patas de gallo», en la parte lateral externa de los ojos.
Las arrugas del entrecejo.
Las arrugas de la frente.

¿Se puede utilizar para la hipersudoración en todas las regiones corporales?

En principio sí, pero su uso en la propia consulta es más frecuente en regiones como las axilas, la frente y el cuero cabelludo, así como en las palmas de las manos.

En qué consiste el tratamiento de Bótox

En principio no se trata de una técnica excesivamente molesta, pues las cantidades a inyectar son muy pequeñas y se realizan con las agujas de menor calibre de las que disponemos en la actualidad.

Aun así, se suele indicar al paciente el uso previo a la sesión, de una crema anestésica que minimiza la posible sensación dolorosa a la hora de la inyección del botox. Las sesiones duran aproximadamente unos 10-15 minutos, y el paciente puede seguir realizando una vida completamente normal tras la sesión, salvo un par de fáciles indicaciones que debe seguir los primeros 4 ó 5 días post-tratamiento.

¿Cuándo comienza a notarse el efecto y cuánto dura ese efecto?

El efecto, en el caso del tratamiento de arrugas faciales, comienza a notarse a los 6-7 días de la sesión, mientras que en el caso del tratamiento de la hiperhidrosis el efecto comienza a notarse a las 24-48 horas y alcanza su máximo sobre el día 7 post-tratamiento.

En cuanto a la duración del efecto, tras la primera sesión suele ser de unos 6-8 meses. A partir de las siguientes sesiones, el efecto se prolonga aproximadamente hasta el año.

¿Tienen algún efecto secundario los tratamientos estéticos con bótox?

El tratamiento de estas alteraciones con toxina botulínica, realizado dentro de los parámetros establecidos, no tiene por qué provocar efectos secundarios.

Las dosis utilizadas son las mínimas comprobadas para obtener los resultados deseados.

Las técnicas de inyección aseguran que el efecto deseado será local en la zona que necesita el tratamiento, y no a otros niveles de nuestro organismo.

Efectos secundarios del tratamiento de Bótox o Toxina botulínica tipo A

Es muy poco frecuente que se presenten complicaciones.

La mayoría de efectos secundarios se deben a una errónea aplicación del la toxina botulínica, de ahí la importancia de ponernos en manos de un especialista.

El principal problema de una mala aplicación es que se produzca, por ejemplo, la caída del músculo facial donde se ha aplicado el tratamiento.

Como consecuencia puede dificultar cerrar el ojo por completo o producir lagrimeo en cierta cantidad.

Silvia Canales
Silvia Canales

Empecé hace más de 30 años en el sector de la estética. Soy técnico Superior en Estética y a lo largo de todos estos años he seguido formándome en nuevos tratamientos consiguiendo el grado de Técnico especializado en Láser y en IPL, curso de Higiénico Sanitario, Máster en Micropigmentación y microblading.

Especializada en Radiofrecuencia facial y corporal, ultrasonidos, cavitación, dermapén, endermología y en los últimos años, me he especializado en sistema INDIBA Proionic y en Rollaction.
También estoy especializada en tratamientos capilares con Sistema Indiba Proionic.

Con 22 años monté mi primer centro de estética en la zona norte de Madrid y actualmente llevo 11 años dirigiendo el centro médico-estético Dermis Belleza Integral en San Sebastián de los Reyes.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad