Indiba facial

Indiba Deep Care. Deep Beauty.

Facial

Indiba facial

La tecnología Indiba nos permite realizar tratamientos faciales, corporales y capilares, produciendo en todos los casos una fricción iónica que provoca la estimulación del metabolismo celular, con un incremento térmico en el caso de que el objetivo sea tanto reducir arrugas o reafirmar la piel, como reducir la grasa de una zona localizada.

Puede utilizarse como tratamiento principal o como parte integral para mejorar los tratamientos médico estéticos, pre y postquirúrgicos, preparando la piel antes de someterse a una cirugía o tratándola después de una operación, para lograr acelerar la recuperación de cicatrices recientes o que se realizaron anteriormente.

Indicada para tratamientos de:

  • Estética facial. (Cara, cuello y escote).
    • Reduce la flacidez.
    • Remodelación del óvalo facial.
    • Elimina las arrugas superficiales y mejora las profundas.
    • Reducción de surco nasogeniano y de línea de marioneta.
    • Reduce las bolsas de los ojos y mejora las ojeras.
    • Reduce la grasa y la flacidez del doble mentón.
    • Mejora el código de barras.
    • Cierra los poros y suaviza la textura de la piel.
  • Medicina estética.

Prepara la piel antes de realizar rellenos de:

  • Toxina botulinica.
  • Hidroxiapatita cálcica.
  • Ácido hialurónico.
  • Hilos tensores, etc.

Después de realizar infiltraciones médico estéticas, se recomienda esperar de 15 a 21 días para la aplicación de tratamiento con Indiba, dependiendp del tipo de infiltración que hayamos realizado.

Indiba facial

Cirugía

La tecnología Indiba Proionic está indicada para el tratamiento de la piel antes de una cirugía, porque logramos una mayor oxigenación a nivel dérmico y un aporte de elasticidad que logrará que las cicatrices regeneren más rápidamente.

Igualmente lograremos mejorar el aspecto de las cicatrices tras un intervención quirúrgica.

  • Blefaroplastia.
  • Rinoplastia.
  • Lifting, etc.

Indiba Proionic no está indicado en los siguientes casos.

  • Si tiene un implante electrónico.
  • Si padece tromboflebitis.
  • En caso de embarazo.
  • En periodo de lactancia.
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad